lunes, 11 de noviembre de 2013

Mutatis mutandis de Hildebrando Pérez Grande

Con dulce lírica, en este poema de Hildebrando Pérez Grande, aparecen los elementos de la naturaleza engarzados para compartir un sentimiento. Al mismo tiempo, el poema es una reflexión sobre el cambio acompañada de la nostalgia por el ayer. GM

Mutatis mutandis

Un árbol derribado no es un árbol: es un río
que crece entre los hombres. Un río que crece
entre los hombres no es un río: es un sueño
que en los días de verano se desborda sobre tu tierra
seca. Y un sueño que en los días de verano
se desborda sobre tu tierra seca no es un sueño:
es la hoguera en la que por un tiempo
ha de temblar tu delicioso cuerpo. Pero la hoguera
en la que por un tiempo ha de temblar
tu delicioso cuerpo no es, como supones, una fuente:
es tan sólo un árbol, un río, un sueño que te dice
inútilmente que sí, que es mentira, que no lo volverá a hacer.

De Aguardiente, Casa de las Américas


Hildebrando Pérez Grande


Reconocido poeta de la Generación del 60, junto con Marco Martos, Antonio Cisneros y Javier Heraud. Se desempeña como Director Académico de la revista de Arte y Literatura Martín y es Profesor Principal de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario