Mostrando entradas con la etiqueta extranjerismos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta extranjerismos. Mostrar todas las entradas

martes, 19 de marzo de 2013

Exceso de extranjerismos


Por Diana Arce
 La mayoría de personas, en todos los países, como consecuencia de la globalización, está acostumbrada a usar extranjerismos; sin embargo, a veces este uso es excesivo, principalmente cuando usamos palabras provenientes del inglés. Pues si bien existen algunos extranjerismos que son aceptados por la Real Academia Española y que se han adaptado a nuestro idioma (hispanizado), hay otros que son innecesarios, ya que existen palabras en español para referirnos a ellos.

Aquí les dejamos algunas recomendaciones de la Fundéu:

Cada vez es más frecuente en los medios de comunicación la utilización de la voz inglesa workshop, como en «Se ha tratado la posibilidad de celebrar en Dubái un workshop por parte de hoteleros de Marbella». La palabra workshop se usa con el significado de ‘seminario’ e, incluso, de ‘grupo de personas que realizan su trabajo persiguiendo un fin común’. Por otro lado, la Real Academia Española recoge en su diccionario la siguiente definición de taller: ‘escuela o seminario de ciencias o de artes’. Así, en lugar del anglicismo, se recomienda escribir taller.

Por último, hay que recordar que si se opta por mantener la forma original, lo adecuado es escribir workshop en minúscula y en cursiva, atendiendo a las normas de la Ortografía de la lengua española sobre la escritura de extranjerismos.



Otros ejemplos:

¿Messi es un crack? Desde luego, pero también un astro, un fenómeno, una estrella, un superclase, un genio, un portento, un monstruo…; lo que es lo mismo, pero dicho en español. No es una palabra incorrecta, pero es un anglicismo.

El Diccionario panhispánico de dudas recoge crack, pero con la grafía crac, pues la secuencia ck es ajena al español, y explica que su plural es cracs.

Además, el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, señala que su género es el masculino, incluso cuando se refiere a una mujer, aunque el uso reciente parece estar imponiendo crac como sustantivo común: el crac y la crac.

Otro:

Acoso laboral, acoso moral, acoso psicológico o simplemente acoso son las alternativas recomendables en español para sustituir al término inglés mobbing.

En caso de emplear la voz inglesa mobbing, se recomienda escribirla en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas, y se recuerda que su pronunciación correcta en ese idioma es /móbin/ y no /múbin/.

Aunque se recomienda que se eviten los extranjerismos siempre que tengan equivalentes en español, hay términos relacionados con el mundo de la moda que se han asentado en nuestra lengua, como vintage (ropa de [o inspirada en] hace más de veinte años), prêt-à-porter (ropa hecha en serie), atelier (taller de creación de moda), outlet (tienda de ropa descatalogada), o casual (ropa informal) que al escribirse deben ir en cursiva (o entrecomillados si no puede emplearse la cursiva).
Y la lista de ejemplos es interminable, así que les dejamos este enlace www.fundeu.es/dudas/tipo-de-duda/extranjerismos/donde encontrarán otros casos.